Escucharnos

En ocasiones nos vendría bien escucharnos a nosotros mismos, y no me refiero en este momento a los mensajes que nuestro organismo nos envía (aunque también), me refiero a escucharnos en los comentarios que hacemos a los otros, en los consejos y sugerencias que les hacemos para vivir mejor su vida. Con cuánta facilidad decimos cosas como “dale tiempo al tiempo”, “confía”, “no te anticipes a las cosas” cuando, en ocasiones, no estamos dando tiempo al tiempo, confiando o viviendo sin anticipaciones. Parece una ironía, pero en realidad podría ser una especie de ceguera.

En los momentos difíciles podemos estar tan enfocados en la situación problemática o retadora, que perdemos de vista o restamos importancia a nuestra propia sabiduría, al tiempo que nos restamos recursos, sin embargo, al mismo tiempo, tenemos la capacidad de orientar a nuestros hijos, aconsejar a nuestra pareja o sugerir alternativas a nuestros amigos. ¿Será que en estos momentos estamos sin recursos?, o será que en este momento lo que tenemos es menos capacidad identificarlos y usarlos, teniendo opciones frente a nuestros ojos, que no reconocemos.

En ocasiones nos vendría bien escucharnos a nosotros mismo y aplicar las alternativas de solución que vemos para el mundo, “mayor diálogo”, “cuidar el ambiente”, “ceder el paso”, “ser responsable” o “favorecer la convivencia” son acciones que podemos llevar a cabo en la relación con el entorno y también que podemos aplicar a nuestra propia vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: