Brújula para las acciones

Si se usara la metáfora de la vida como un camino, resulta que en ocasiones nos encontramos ante la disyuntiva de no reconocer hacia dónde seguir, e incluso a veces sucede que podemos dudar de los pasos que estamos dando, pareciera que una densa niebla lo llena todo. ¿Cómo saber si las acciones que se llevan a cabo son las correctas?, ¿cuál es la brújula que puede orientar las propias acciones?

Las respuestas podrían aparecer más claras al resolver honestamente otras preguntas: ¿acciones correctas para quién?, ¿cuál es el marco de referencia que usamos?, ¿cómo usamos este marco de referencia?

En ocasiones se consideran como determinantes las perspectivas del mundo que nos rodea, podemos dar un valor superior a la visión que el mundo tenga sobre nosotros, en detrimento de la nuestra y entonces, comenzamos a perder de vista lo que necesitamos, lo que sentimos.

Así, perdemos el norte, vemos varias rutas que se mueven constantemente, dependiendo de en dónde y con quien estamos, tratando de ajustarnos a lo que se supone que deberíamos ser, tratando de leer en los otros si hicimos lo correcto.

Tal vez algo que nos funcione más, que sea más saludable para nosotros y que aclare el camino, esté relacionado con leernos, con identificar lo que necesitamos y sentimos, de tal suerte que podamos ser nuestro propio marco de referencia sobre las decisiones y acciones con las que estamos construyendo nuestro propio camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: